AGENDA 2030 AGENDA 2030
Información ODM-ODS Información ODM-ODS
Nuestra asociación Nuestra asociación
Programa Jóvenes y Patrimonio. Programa Jóvenes y Patrimonio.
Socios de Honor Socios de Honor
Proyectos Proyectos
CAMPAÑAS-VOLUNTARIADO CAMPAÑAS-VOLUNTARIADO
Dias internacionales Dias internacionales
Biblioteca UNESCO Biblioteca UNESCO
Noticias Noticias
Fotografías Fotografías
Vínculos Vínculos
Club de Pechina para la UNESCO

Diferencias

Objetivos y metas

La Asamblea General de la ONU adoptó hoy la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Los Estados miembros de la Naciones Unidas aprobaron una resolución en la que reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y afirman que sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible.

La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental.

La nueva estrategia regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos 15 años. Al adoptarla, los Estados se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su implementación mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables.

ODM

Los ODM establecieron un marco muy general, mientras que los ODS son más específicos y apuntan a implementarse sin dejar a nadie a lado, ya que presenta un programa pertinente para todas las personas tomando en cuenta las capacidades y condiciones de los países.

Sostenibilidad.
El modelo actual es insostenible. Si queremos garantizar la vida y los derechos de las personas y el planeta tierra, el modelo a seguir tiene que ser sostenible.
Equidad.
Los ODM se basaban en promedios nacionales y no contaban con la realidad de las comunidades más vulnerables y alejadas.
Los ODS incluyen un enfoque en el que se tienen en cuenta más parámetros que reflejan mejor la realidad para poder trabajar con ella.
Universalidad.
Mientras los ODM trabajaban las metas solo en los países en desarrollo, los ODS establecen que no se puede hablar de agenda de desarrollo si no se asume que todos los problemas están interconectados y hay que abordarlos desde todos los países.
Compromiso.
A diferencia de los ODM, los ODS comprometen por primera vez a todos los países del mundo. Esto significa, por ejemplo, que el Gobierno de España tendrá que aplicar la Agenda 2030 en sus políticas internas, lo que supone un cambio sustancial con respecto a los ODS.
Alcance.
Frente a los 8 ODM, ahora tenemos 17 ODS con 169 metas a alcanzar. Aunque pueda parecer ambiciosa, la nueva Agenda no ha querido dejar de lado cuestiones que considera fundamentales como el empleo digno o el cambio climático.

ODM-ODS